Archivos de la categoría ‘Viajes’

Cuando llegas a Mijas (Málaga) parece que retrocedas en el tiempo. No sólo por poder disfrutar de la belleza que creías perdida. Sino porque te reencuentras con imágenes de tu infancia que parecían perdidas en el libro de tus sueños.

Eso me sucedió al cruzarme con uno de los muchos Coches de Caballos que recorren sus calles.

Transporte Elemental by jascnet
Transporte Elemental, a photo by JascNet on Flickr.

El sonido de los cascos de la caballeriza precedió a su aparición. Y cuando ésta se produjo, su majestuosidad y belleza irrumpió en mi campo de visión como un relámpago en un día nublado.

Con Jaeces y a lo Loco
Con Jaeces y a lo Loco, a photo by JascNet on Flickr.

Las Jacas adornadas con sus jaezas esperan pacientes la llegada de los turistas y como protagonistas de tan encantador espectáculo se mantienen inmutables ante el objetivo de los curiosos.

Esperando Turno
Esperando Turno, a photo by JascNet on Flickr.

Esperando en una fila bien dispuesta, y expuestos al antojo de incansables moscas, los carruajes componen un genuino cuadro, recuerdo de mi niñez.

Anuncios

Valle del Jerte

Publicado: 25 mayo, 2011 en Fotografía, Naturaleza, Pueblos, Viajes
Etiquetas:, , , ,

Cuando llega la estación de los Cerezos en Flor, el Valle del Jerte se convierte en un incréible escenario de majestuosa belleza.

El contraste entre el verde del campo y el blanco de las hojas de los árboles te hace creer que has viajado a un paraíso imaginario digno de un cuento infantil.

Estas son algunas de las Fotos que tomé en mi viaje por Extremadura.

Espero que os Guste.



Valle del Jerte

El Río "Cuerpo de Hombre" (Candelario, Salamanca)

El Río "Cuerpo de Hombre" (Candelario, Salamanca)

Esta es una singladura que llevaba tiempo deseando emprender.

No se que saldrá de esto.

Lo verdaderamente importante será el camino andado, el tiempo transcurrido y las experiencias vividas.

A dónde llegaremos, quién lo sabe.

Cuando se vislumbre el final, tiempo habrá de las valoraciones.

Por lo demás, espero que al menos un insigne explorador dedique un poco de su tiempo a seguir mi itinerario.

Gracias le doy antes de conocerlo, porque después, quién sabe si querrá escucharme.